Crema para el acné

Si quieres deshacerte de los granos y espinillas que marcan tu hermoso cutis no necesitas gastar una fortuna. En este artículo te ayudaremos a determinar que crema para el acné debes aplicar en tu caso particular. La sobreproducción de sebo es lo que da paso a las protuberancias o puntos negros, conocidos como acné, que se debe a los cambios hormonales, la mala alimentación, el estrés crónico y la acumulación de bacterias, entre algunas causas.

La sobreproducción de sebo se debe al aumento en los niveles de andrógenos, y se conoce que el 80% de la población ha sufrido acné a lo largo de su vida. Aunque no acarrea mayores riesgos, hay casos en que se puede empeorar con la aparición de dolores: esta afección en la dermis se la conoce como quistes. Por ello, para evitar el acné, lo primero que debes hacer es prestar atención a lo que estas comiendo.

En ocasiones, los poros obstruidos dejan marcas en el cutis que, con una buena crema para el acné y manchas, podrás resolver. Además de los productos que ofrece el mercado, debes probar hacer alguna crema para el acné y manchas a base de ingredientes naturales. Por eso mismo, si tienes problemas de acné, conoce un poco más acerca del mismo y cuál es la manera adecuada de tratarlo.

Crema-para-el-acne

Dieta para el acné

Aunque se consideraba como un mito, en la actualidad se tiene registro de que llevar una dieta balanceada y disminuir el consumo de chocolates y azúcares, puede prevenir la aparición del acné.

A la lista de alimentos nocivos para el acné se le unen los carbohidratos refinados, refrescos, comida chatarra y el picante. Por su parte, trata de evitar hábitos nocivos como el alcohol y el cigarrillo, bebe abundante agua y come 5 porciones al día de frutas o vegetales para combatir el acné. Así mismo, se recomienda dormir como mínimo 8 horas y el consumo de vitamina B, selenio y zinc, para regular el trabajo hormonal.

Por su parte, se aconseja la práctica de una actividad física al menos tres veces a la semana que regule la actividad hormonal. A la par, considera buscar ayuda en productos para la piel: un buen jabón para el acné puede ser de gran ayuda. Basta con que uses dos veces al día un jabón neutro.

Procura que el producto sea para tu tipo de piel. Otra muy buena y efectiva sugerencia es lavar la cara con agua fría a primera hora de la mañana para disminuir la producción de sebo. Después, puedes aplicar un tónico que sea también para tu tipo de piel.

¿Qué crema para el acné es la indicada para mi caso?

También, puedes valerte de una solución dermatológica: la mayoría de las cremas que son efectivas para el acné, tienen como ingrediente activo el Peróxido de Benzoilo. Lo que debes cuidar, es que la crema para el acné tenga una formula no grasosa.

Lo correcto es que el producto absorba la grasa sin resecar, ni crear enrojecimiento (un ingrediente que lo logra es el aloe vera). No olvides que debes asegurarte de escoger una crema adecuada siguiendo la recomendación de un especialista de la piel.

 

 

Remedios caseros para el acné

Como parte de tu hábito de limpieza, debes frenar la aparición de los puntos negros o espinillas con exfoliantes. Los exfoliantes naturales son una excelente opción que debes usar una a dos veces por semana.

El bicarbonato de sodio y la harina de avena son buenos productos que seguro tienes en tu hogar y que puedes usar para exfoliar. Aplica en tu cara y cuello con movimientos circulares. Para esto, lo mejor es que uses las yemas de tus dedos. Realiza el procedimiento durante 5 minutos. Por último, retira con abundante agua.

Por otra parte, tienes la opción de probar con otro tipo de crema realizada en tu casa, como es el caso de la crema hecha de huevo o la crema de aloe de vera. A continuación, te damos más detalles de las mismas:

1. Crema para el acné casera

Haz una crema para el acné con huevo. Es muy sencillo: lo que necesitas son dos claras de huevo, que sirven para evitar la aparición de los puntos negros y eliminar la grasa. Tómalos y separa las claras, aplica en la cara y deja que seque.

Recuerda no mover el cutis, evita hablar o reír durante el procedimiento para impedir la aparición de dobleces o arrugas.

2. Crema anti acné

El aloe vera para el acné es una de las soluciones más factibles que tienes y puedes convertirlo en crema. La sábila es un excelente astringente que previne la aparición de puntos negros, barros y acné. Además, regula el PH de la piel y elimina las bacterias que producen el acné.

Así mismo, es muy usado para desaparecer las manchas causadas por el acné. Toma el tallo de la sábila y separa la parte gelatinosa. Luego, aplica por 15 minutos en la cara y retira con abundante agua (puedes dejar en el refrigerador el resto de la planta y usarlo con regularidad para tus hábitos de belleza).

Elimina las manchas del acné

Y aunque tengas ya controlada la aparición del acné, tienes que eliminar las marcas o manchas que, en la mayoría de los casos, le dan un aspecto descuidado a nuestro cutis.

1. Manzanilla para manchas de acné

Aprovecha las propiedades antisépticas de la manzanilla, ya que previene y elimina la aparición de bacterias. Aplica compresas en tu piel para borrar las molestas manchas. También puedes tomar un algodón, mojar en manzanilla y colocar la preparación con toques muy suaves.

2. Miel para manchas de acné

También, puedes probar colocar una capa de miel por 15 minutos, que no sólo humectará tu piel, sino que ayudará en el tratamiento de las cicatrices del acné y equilibrará el tono.

3. Frutas ácidas para manchas de acné

Ya conoces los beneficios del limón para combatir procesos gripales, pero también puedes usarlo para eliminar las marcas y manchas oscuras del acné. Remoja un algodón en jugo de limón y después aplícalo en el cutis por diez minutos. Colócate la mezcla por semanas consecutivas y notarás como tu piel se aclarará poco a poco.

La piña es otra beneficiosa fruta que puedes aplicar como crema para acné y manchas. Por su alto contenido de colágeno, ácido ascórbico y vitamina C, la piña impide la formación de las protuberancias y desvanece las cicatrices. Prepárala como puré y aplícala por 15 minutos en las zonas afectadas.

Recuerda que debes retirar cualquier resto de frutas con abundante agua antes de exponerte a los rayos solares, ya que puede empeorar las manchas.

Conclusión

Aunque todos podríamos sufrir alguna vez acné, es más frecuente tener esta afección durante la pubertad. Para prevenir la aparición de estas reacciones en el cutis, toma medidas respecto a la higiene diaria de la epidermis. Una de las claves para prevenir el acné es no tocarse la cara sin antes lavarte las manos, ya que facilita la reproducción de bacterias.

Presta atención al tipo y marca de maquillaje que estés usando, ya que puede estar tapando los poros o causando la aparición de bacterias. Además, es indispensable que retires el maquillaje antes de dormir y que no lo uses todos los días. Recuerda que menos es más.

A su vez, tomarse más ligero las responsabilidades del día a día ayudará a disminuir los niveles de estrés, que es otra de las causas más frecuentes del desarrollo del acné (por la activación del cortisol que afecta la dermis). Por su parte, El acné durante embarazo responde a cambios hormonales y debe tratarse con la ayuda de un profesional.

En el caso de acné muy severo, los especialistas aconsejan iniciar un tratamiento sistémico con antibióticos durante 3 a 6 meses, que también debe ser recetado por un especialista.

¿Y tu qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *