Crema para afeitar casera

Descubre cómo elaborar una crema de afeitar realmente efectiva

Porque no podríamos dejarlos a ellos atrás, hemos dedicado este post a los hombres. Una de sus principales preocupaciones en cuanto al arreglo personal, es el afeitado. Una de las principales razones por las cuales el hombre rasura el vello de su rostro, es por higiene. Otros motivos que llevan a ellos a rasurarse, tiene que ver con moda y estética. Sea cual fuere la razón por la cual te rasuras el rostro, es importante que logres hacerlo de manera que el resultado sea no solo prolijo, sino que también deje la piel libre de irritaciones. Aquí te enseñaremos cómo preparar la mejor crema para afeitar casera. ¿Te animas?

crema-para-afeitar-casera

Exactamente, ¿Cuál es el objetivo de usar esta crema para afeitar casera?

La crema para afeitar casera es un producto que lubrica la piel e hidrata el vello, haciendo el trabajo de rasurado mucho más fácil y preciso. La crema para afeitar casera hace que las cuchillas de la rasuradora o máquina para afeitar se deslicen de manera suave en la piel, por lo que incluso te ayudara alcanzar lugares de difícil acceso para la máquina. Todo esto, al mismo tiempo que disminuye el riesgo de efectos secundarios al eliminar el vello, dejando la piel libre de irritaciones.

En el caso de la crema para afeitar casera que te enseñaremos a preparar, contiene ingredientes muy beneficiosos para la piel, con lo que lograrás los mejores resultados en la rasurada. A base de ingredientes naturales, esta crema para afeitar casera te ayudara a eliminar el vello de manera efectiva, al mismo tiempo que te proporcionara hidratación y suavidad, así como una piel libre de irritaciones. ¿Qué más podrías pedir?

¿Qué necesitas para preparar esta crema para afeitar?

A continuación, te indicamos la lista de ingredientes que requerirás para la crema para afeitar casera:

  • ¼ de taza de aceite de oliva.
  • 3 cucharadas de manteca de Karité o bien de cacao.
  • 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio.
  • ¼ de taza de miel.
  • ¼ de taza de jabón de castilla liquido.
  • 1 cucharada de arcilla blanca del tipo cosmética.
  • 1 píldora de Vitamina E.

¿Cómo preparar la crema para afeitar?

Primero, coloca en una olla a derretir a baño de María la manteca de Karité o de cacao. Una vez que se encuentre totalmente fundida, agrega el resto de los ingredientes, uno a uno y remuévelos muy bien, con una paleta de madera. Retira la crema para afeitar casera del fuego y sigue removiendo, hasta que los ingredientes estén completamente integrados. La textura de la crema para afeitar casera debe quedar suave, pero al mismo tiempo compacta. Viértela en un  envase de alguna crema que hayas terminado de usar y deja que enfríe. Esta crema para afeitar casera, puedes almacenarla en un lugar seco y fresco, y preferentemente a temperatura ambiente. El tiempo de vida útil de la misma es de 30 días, por lo que, mensualmente tendrás que elaborar una nueva.

¿Cómo utilizar la crema para afeitar casera?

Esta crema de afeitar casera deberás aplicarla justo después de la ducha, de modo que puedas cerciorarte que la barba esté muy limpia. A continuación, aplica la crema para afeitar casera en las zonas del rostro a rasurar y procede a pasar a la maquina por la piel. Hazlo despacio como de costumbre y deslízala suavemente. Ya finalizado el rasurado, enjuaga tu rostro con abundante agua y ya estarás listo, con una piel libre de irritaciones.

Algunos consejos útiles

Si tu máquina de afeitar es desechable, cámbiala con cierta regularidad, pues además de perder la efectividad del rasurado con el paso del tiempo, también quedas expuesto a sufrir alguna infección, dada la acumulación de bacterias que se alojan en ellas, con cada rasurada. Por lo tanto, nunca uses la misma por un periodo de tiempo mayor a un mes. Lo mismo aplica en el caso que estés usando una máquina con hojillas removibles. Por su parte, las mejores rasuradoras son las de cuatro hojas, pues son mucho más efectivas eliminando el vello y dejándolo al ras, que las de dos y tres hojillas.

¿Y tu qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *