Crema para callos

Esta composición de piel muerta es muy frecuente en los pies, debido  a que es una zona de nuestro cuerpo en que solemos presionar o lastimar con calzados incómodos.

Tener callos resulta antiestético por su aspecto abultado de color gris o amarillo, pero lo más preocupante es el dolor, que muchas veces es tan intenso que afecta el desempeño de nuestras tareas diarias.

¿Existe alguna crema para callos y durezas? Claro que sí: Una de las maneras de eliminar los callos es mediante extracción con cuchillas, pero también se suele tratar con una crema especial que contiene entre sus ingredientes activos ácido salicílico, o simplemente con una crema natural. Conoce las recetas más efectivas (además de las cremas) para que puedas olvidarte de los callos.

Crema-para-callos

Remedios caseros para los callos

Manzanilla

Como opción a la crema para callos, se aconseja el uso de la manzanilla.

Remoja los pies por 20 minutos en agua tibia con manzanilla y después pasa una piedra pómez por los callos. La manzanilla ablanda la piel de los pies, desinfecta y desinflama la zona de los callos.

Aceite y ajo

Prepara una crema a base de ajo machacado y aceite de oliva. Agrégale el jugo de tres limones. Luego aplica la mezcla en la zona y cubre el área con una gasa toda la noche.

Esta crema actúa como antibiótico y elimina las bacterias que causan la infección en la zona.

Aloe vera

Los compuestos nutricionales de la planta de aloe vera son ideales para tratar las durezas de los callos y eliminar la piel muerta.

La crema se hace con media taza de aloe vera y 1 cápsula de vitamina E, la cápsula se puede cambiar por aceite de ricino o aceite de castor. Lava tus pies antes de aplicar la crema y déjala actuar durante la noche.

Cebolla

La cebolla funciona muy bien para combatir los callos, ya que elimina la reproducción de bacterias que se acumulan en los mismos.

Frota todos los días un pedazo de ella contra los callos antes de acostarte. Es muy efectiva. También, puedes dejarla durante toda la noche cubierta con una gaza o banda.

Vinagre

Remoja un algodón en vinagre y colócalo sobre los callos, dejándolo actuar por tres horas. Realiza el procedimiento dos veces al día.

Después de dos semanas, se nota el cambio del tratamiento.

Tratamiento para callos

La mejor solución para prevenir que los callos crezcan es poner una piedra pómez y eliminar la piel muerta. No intentes deshacerte de los callos cortándolos o quitando algunos pedazos de piel, ya que podría causar infecciones graves.

Si sientes dolor al caminar, prueba ponerte vaselina y utilizar almohadillas o plantillas ortopédicas que alivien el contacto con los zapatos.

Colocar los pies en remojos en agua tibia te ayuda a disminuir el malestar. Con paciencia y un tratamiento adecuado, puedes eliminarlos.

Conclusión

Aunque no lo creas, los callos nacen para protegernos de la fricción extrema a la que sometemos nuestros pies, generándose así un engrosamiento de la piel que suele darse en las partes laterales o en la plantas de los mismos.

Es imprescindible atender los callos a su inicio, ya que suelen crecer y será más difícil desaparecerlos. Para prevenirlos, basta con aplicar alguna crema hidratante todos los días y eliminar zapatos incómodos. Revisa tus pies de forma regular y trata de mantenerlos secos.

No te quites los callos en casa, lo mejor es que lo trate un especialista (busca un podólogo). Las personas con diabetes tienen que extremar el tratamiento que le den a los callos, ya que por su sensibilidad en la piel, se pueden crear infecciones.

¿Y tu qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *