Cómo cuidar la piel de los niños

La suavecita y deliciosa piel de tu bebé es uno de los órganos que más necesita tu compresión. Por ello mismo, es necesario proteger de manera correcta la epidermis de los pequeños de la casa, previniendo así futuras complicaciones y enfermedades.

Dicho esto, no podemos dejar de hacernos la siguiente pregunta: ¿qué es lo esencial para cuidar la piel de los niños? Aprende algunos consejos para cuidar la piel de tus pequeños y evita su deterioro de forma segura.

Como-cuidar-la-piel-de-niños

Superar heridas

Al estar la mayoría del tiempo jugando, es normal que tu hijo se haga aberturas por tropezarse o caerse. La mejor forma de curar una herida e impedir infecciones es lavándola con un jabón neutro y en caso de dolor, aplica hielo para aliviarlo.

No intentes tapar la herida, estas suelen sanarse solas. ¡Confía en el poder de la naturaleza!

Hábito de higiene

Impedir que tu hijo se lleve la mano a la boca es cansador y una batalla perdida. Por eso, la solución es mantener una buena higiene.

Por su parte, trata de lavar sus manos varias veces al día para evitar la proliferación de gérmenes (antes y después de comer es una norma que nunca se debe quebrar).

No se recomienda que bañes a tu hijo más de una vez al día, y cuando lo hagas, usa un shampoo que produzca mucha burbuja y un jabón suave para su cuerpo.

Protección solar

Aunque se recomienda que los pequeños tomen algún baño de sol durante las horas de la mañana para evitar el desarrollo de bacterias y activar la producción de vitamina E, no olvides protegerlo de los rayos del sol cuando salga al aire libre con protección solar (FPS) de 30 o 45. También, el uso de camisas mangas largas y gorras impedirá que el sol le ocasione algún daño a su piel.

Las quemaduras solares pueden ser muy dolorosas y lesionan la piel. Además, proteger con una crema los efectos del sol es una manera de prevenir el envejecimiento y los riesgos de cáncer de piel.

Tratamiento de eccemas

En ocasiones, nuestro niño siente picor en la piel, el cual es producido por erupciones conocidas también como eccemas. Aunque muchas veces aparecen sin razón, se sugiere estar alerta ante cuadros de eccemas y evitar rascarlos, ya que esto produce irritación y enrojecimiento de la dermis.

Los eccemas se superan con inmunomoduladores tópicos y se receta antihistamínicos orales que alivian el ardor. En casos extremos, se utilizan corticoides orales.

Ante cuadros de ardor o picor en la piel, es el médico quien evaluará el tratamiento oportuno para tu niño.

Conclusión

Algunas fragancias y cremas pueden causar irritación, quemaduras o alergias en el niño. Lo mejor, es usar cremas hidratantes con ingredientes naturales.

Además, procura no dejar que se seque la ropa de tu hijo con sudor. Aunque muchas veces no tenemos tiempo, trata de remojarla para que no se dañe el tejido e impedir que las bacterias produzcan mal olor en la pieza.

Ciertos jabones para lavar la ropa son los responsables de enrojecimientos o irritaciones en la piel de los niños. Ante esto, consulta a un médico para cerciorarte cuál tipo de jabón debes usar.

¿Y tu qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *