Crema para exfoliar la cara

Si quieres lucir un cutis fresco y humectado necesitas dedicar algo de tiempo al cuidado de tu piel, pero no necesitas invertir una gran suma de dinero comprando productos de belleza. Pon mucha atención a este post y sabrás como hacer tu propia crema para exfoliar la cara y lucir una piel joven, sana y reluciente con tan solo algunos ingredientes naturales que podrás encontrar en casa.

crema-para-exfoliar-la-cara

Crea tu propia crema para exfoliar la cara

Avena, Leche y Yogurt

La avena es un excelente exfoliante casero para la cara, y aun mejor: seguramente podrás encontrarla en tu alacena, pero en caso de que no, ve por una ya mismo ¡es muy saludable!

Para realizar esta crema y lucir una piel más suave y radiante que nunca, solo necesitas mezclar ½ taza de avena molida con leche, intentando que no quede líquida, sino más bien consistente. Agrega también una pequeña cucharada de azúcar para reforzar el efecto de limpieza de la piel.

Realiza círculos con la crema en tu cara durante unos minutos y déjala reposar unos minutos más; remueve el sobrante y aplica una delgada fina capa de yogurt para hidratar. Finalmente enjuaga con agua tibia y humecta con el ungüento de tu preferencia.

Exfoliante Dulce

Lo esencial para esta mascarilla exfoliante es el azúcar, así que mezcla 7 cucharaditas de ella con 5 de aceite, preferiblemente de almendras o de bebes. Pero en caso de que no cuentes con ninguno de ellos intenta utilizar el de oliva y en última instancia, de maíz.

Lava tu cara con agua tibia y unta en tu rostro la mezcla espesa y granulada, masajeando continuamente en forma circular. Frota por unos minutos y luego toma una ducha de agua tibia. Después huméctate con tu crema favorita o recorre tu rostro con un algodón empapado de leche.

El exfoliante de azúcar es un poco fuerte, así que no lo realices muy seguido (bastará con un par de veces al mes, sobre todo si tienes piel sensible).

Lemon in you face

Lo primero que debes conocer acerca del limón es que puede ser el mejor o el peor enemigo de la piel, ya que es excelente para exfoliar y disimular manchas, pero también puede llegar a causarlas. Y no debes asustarte, pero si tener mucho cuidado. Únicamente utiliza el limón durante la noche, y jamás salgas sin remover la crema para exfoliar el rostro, sobre todo si hay sol afuera.

Ahora que lo sabes, une el zumo de medio limón con 3 cucharas pequeñas de azúcar. Lava bien tu rostro y mientras permanezca húmedo, frota con cuidado la crema formando pequeños círculos en la cara. Hazlo con cuidado, sobre todo si tu dermis es sensible o muy blanca.

Para una mayor sensación de pureza y frescura, añade unas gotas de té verde. De ese modo, la piel ganará un delicioso aroma.

Exfoliante casero de café

Si has estado leyendo este post y aun no encuentras algún exfoliante casero para la cara acorde a lo que tienes en tu despensa, ¡ya no tienes excusa! El café utilizado de forma tópica contiene muchísimas propiedades beneficiosas para la estética, pues funciona para exfoliar el cuerpo de la suciedad y células muertas y hasta combatir la celulitis… Y seguro que aún tienes un poco.

Recoge el poso de café y únelo con cualquier crema que tengas, para después aplicarlo en el rostro a través de movimientos circulares. Otro modo puede ser untar el café usado directamente en el cuerpo mientras tomas una ducha. En ese caso deberás humectar muy bien la zona al finalizar.

Después de encontrar la crema para exfoliar la cara más conveniente para ti, relájate y disfruta la refrescante sensación de una piel suave y rejuvenecida. Si te sobra un poco, puedes colocarla en cualquier área del cuerpo, así tendrás una piel totalmente revitalizada. ¡Anímate!

¿Y tu qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *