Frutas para cuidar la piel

En infinidad de colores, tamaños y sabores podemos encontrar uno de los más preciados y saludables regalos de la naturaleza, las frutas. Su consumo constituye para nosotros una excelente fuente natural y pura de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibras; pero además de ello, poseen propiedades purificantes y desintoxicantes, lo cual se traduce en una piel más sana y humectada.

Hemos escuchado muchas veces que la belleza comienza desde adentro, y es cierto, ya que los alimentos que consumimos van a favorecer o perjudicar nuestra apariencia. Una alimentación balanceada debe incluir frutas, pues su ingesta es de vital importancia para el bienestar del cuerpo humano.

Descubre los beneficios de las mejores frutas para la piel y cuídala como se debe.

Frutas-para-cuidar-piel

Naranja y limón: fuentes de vitamina C

Esta importante vitamina se encuentra presente en la mayoría de las fórmulas cosméticas de los productos que prometen atenuar las arrugas o desaparecer las manchas y otros molestos rastros de la edad en la piel, y la podemos encontrar en frutas como la naranja y el limón.

En el caso de la naranja,  posee propiedades antioxidantes y regeneradoras, ayudando a nuestro proceso de digestión y fortaleciendo el sistema inmunológico. Además de consumir la fruta o tomar su jugo, podemos realizar infusiones con la cáscara luego de haberla puesta al sol por lo menos tres días.

El jugo de limón tiene infinidad de usos, dadas todas sus propiedades altamente beneficiosas para la piel. Quizás, el uso más común dado al jugo de limón es para aclarar manchas oscuras, sobre todo las que aparecen en las axilas y entrepiernas. Para ello, basta con formar una pasta con bicarbonato de sodio y unas gotas de limón y aplicarnos por 5 minutos en las zonas que se pretendamos aclarar.

La piña: diurético y desintoxicante natural

Esta fruta tropical y exótica posee asombrosas propiedades diuréticas, las cuales se potencian cuando hierves su concha en un litro de agua y la tomas como agua común.

Esta bebida casi mágica, te ayuda disminuir las ojeras en el rostro, combate las molestas celulitis (también conocidas como piel naranja) y favorece la pérdida de peso al desinflamar y limpiar nuestro organismo.

Frutos rojos o azules

Fresas, moras, arándanos y ciruelas (entre otras) forman parte de esta categoría de frutas que -además de extremadamente deliciosas- son una especie de barrera protectora para contrarrestar radicales libres que envejecen la piel.

Estas frutas son ricas en vitamina A y en betacarotenos, los cuales son un grupo de pigmentos con alto poder antioxidante y que además ayudan mantener la humedad en nuestra piel, mejorando su elasticidad y aspecto en general.

Agua de coco

Aunque no es la fruta como tal, el agua de coco tiene propiedades fabulosas que se traducen en una piel más linda y sana.

Al tomar agua de coco mantenemos la piel del rostro radiante y suave, dadas sus facultades regeneradoras y anti-envejecimiento.

Aguacate: ideal para la piel seca

Esta maravillosa fruta verde contiene vitaminas A,B,E y K, además de ser rica en aceites vegetales, por lo cual resulta un remedio eficaz contra la piel seca o reseca.

Su consumo suele ser recomendado, dado que contiene grasas buenas, las cuales hidratan y suavizan la piel. También podemos aplicarnos mascarillas para disminuir la apariencia de arrugas en el rostro y como hidratante para combatir estrías.

Conclusión

En definitiva, debemos incorporar las frutas y verduras en nuestra dieta diaria y también en nuestras rutinas de belleza; pues resulta una alternativa sana, accesible y económica en pro del cuidado de nuestra piel, de nuestra belleza y también de nuestro bienestar personal.

¿Y tu qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *