Crema para masajes

Los masajes son uno de los mayores placeres con los que podemos beneficiar nuestro cuerpo, gracias a la aplicación de técnicas que logran estimular y relajar diferentes músculos. En este rito beneficioso para el organismo, son tan importantes los movimientos de las manos para alcanzar zonas específicas, como la crema que se utiliza en la sesión.

En ella se deben procurar movimientos continuos y evitar los cambios bruscos para no acabar con la armonía que requiere este tratamiento. De ahí, la importancia de utilizar una crema cuyos ingredientes aportan la fluidez y textura necesarias para el deslizamiento de las manos mientras se realizan los masajes.

la mejor crema para masajes

¿Conoces las cremas adecuadas para realizar distintos tipos de masajes? Te invitamos a que leas atentamente las diversas opciones que tienes para relajar, descontracturar y reducir, a continuación.

Crema para masajes relajantes

Los masajes relajantes se realizan con técnicas que buscan el estado de calma del cuerpo. Para estas sesiones que duran unos 45 minutos, recomendamos elegir una crema con suficiente fluidez para desplazarse por las zonas extensas del cuerpo como espalda y piernas y que además, contenga aromas que lleven a un estado de relajación profunda como aceites de almendra, lavanda y eucalipto. Aunque se trate de aromas en este caso las esencias no son una buena opción, ya que frecuentemente son causa de irritaciones o alergias en la piel.

Las cremas para masajes relajantes son fáciles de preparar en casa. Generalmente son el resultado de mezclas que elabora el terapeuta, quien agrega o quita aceites según el objetivo del masaje.

  • Crema con beneficios para el descanso: para preparar esta fórmula se necesitan mezclar ¼ de crema humectante, 4 onzas de aceite de girasol, 2 onzas de aceite de semilla de uva y ½ taza de germen de trigo; estos aceites aportan beneficios cosméticos , gracias a sus propiedades antioxidantes que permiten retrasar la aparición de arrugas y combatir la flacidez en la piel.
  • Crema con beneficios revitalizantes: para su elaboración, se requiere de un ¼ de crema hidratante, 3 onzas de aceite de almendras, 3 onzas de aceite de semillas de girasol y una cucharada de vitamina E que se puede extraer de cápsulas que contengan este producto. La presencia de los ácidos grasos en el aceite de almendras funciona como hidratante natural para la piel combatiendo arrugas, estrías y aplicado en masajes circulares, estimula el aporte sanguíneos en los vasos de la dermis haciendo que la piel luzca tersa y radiante.

Te invitamos también a que veas nuestra versión en VIDEO:

 

Crema para masajes descontracturantes

Las lesiones musculares son comunes entre quienes practican deportes y en algunas situaciones son productos de caídas o mal posicionamiento de alguna de las extremidades. En estos casos, los masajes son una parte indispensable del tratamiento, ya que ayudan a descontracturar las zonas afectadas.
Para tratar este tipo de lesiones es vital utilizar cremas o geles con componentes que favorecen la distensión de los músculos. Entre las opciones de preparación casera se pueden considerar las fórmulas que resultan de la combinación de cremas humectantes con la incorporación de pequeñas cantidades de vinagre de manzana o aceite de romero, el cual contiene propiedades antiinflamatorias.

Crema para masajes reductores

Los masajes reductivos son la solicitud principal muchos hombres y mujeres, ya que son unas de las técnicas que se usan para atacar directamente a la grasa localizada. Una crema comercial para masajes, generalmente contiene ingredientes como cafeína, lorididixina, pilosela, urea y xantoxilina, que aportan sensación de frío a la piel y que a través de un masaje intenso genera contracción muscular que ayuda a quemar la grasa y a tonificar.

Una excelente opción casera para masajes, consiste en preparar una mezcla con 1/4 de crema humectante, 4 cucharadas de crema mentolada, 4 pastillas de alcanfor trituradas y dos cucharadas de alcohol.

Una vez lista, la crema se debe aplicar antes de dormir con movimientos circulares en el abdomen y dejar actuar durante toda la noche.

Conclusión 

Una de las características principales de las cremas para masajes se observan en la textura de cada una. No debe ser ni muy espesa, ni muy ligera, por lo cual suelen ser el resultado de las preparaciones de cada terapeuta, quien equilibra los ingredientes necesarios sin olvidar el objetivo del masaje.

Cuando se trata de masajes reductores o relajantes se debe considerar exfoliar la piel previamente para que sea más fácil la absorción de los componentes de cada crema.

¿Y tu qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *