Crema para pezones

Algunos especialistas no recomiendan los tratamientos en crema para preparar el pezón para la lactancia, sino durante la misma, ya que este es un proceso natural y el hecho de aplicar algún tipo de producto, más bien podría ser contraproducente volviendo más sensible a la zona. Sin embargo, lo mejor es seguir los consejos médicos de cada caso en particular.

Descubre cómo hacer de la lactancia una experiencia hermosa y evitar complicaciones mayores informándote acerca de cómo cuidar y preparar tus pezones para la lactancia, usando una crema para pezones adecuada.

crema para pezones agrietados

Causas de las grietas en los pezones

Una de las causas de la aparición de las grietas en los pezones es una postura inadecuada. Generalmente les ocurre a las madres primerizas por falta de experiencia. La lactancia suele generar molestias en los pezones, aunque sean leves, deben ser tratadas con alguna crema que regenere esta zona tan sensible del cuerpo.

Crema para pezón agrietado

Cuando los pezones están muy sensibles en el periodo de lactancia, se debe buscar una crema que contenga como ingrediente principal lanolina (también conocida como cera de lana). Este ingrediente es producto de la secreción de las glándulas sebáceas de las ovejas siendo su función, humectar y suavizar los pezones agrietados durante y después del periodo de lactancia.

La crema con este compuesto se puede aplicar tantas veces como la madre lo considere prudente, a lo largo del día. Por ser una sustancia sin olor ni otros aditivos no es necesario retirarla antes de amamantar, ya que no afecta la salud del bebé.

Como complemento del tratamiento con crema de lanolina es recomendable usar agua potable y productos sin alcohol para la higiene diaria de esta zona y de esa forma, asegurar de que el manto ácido de la piel del pezón esté estable y estimule su regeneración.

Otro compuesto presente en las cremas para pezones irritados es la caléndula, cuyas propiedades cicatrizantes ayudan a calmar el dolor después de amamantar.

Cómo evitar molestias en los pezones

Una técnica útil para reducir las molestias al amamantar es sacarse un poco de leche para evitar que el bebé tenga que succionar fuerte.
Debes acomodar al bebé de tal forma, que succione parte de la aureola del pezón durante la lactancia, con el fin de evitar que toda la fuerza se centre en el mismo.

Al terminar de amamantar puedes dejar secar las últimas gotas de leche sobre el pezón, ya que la leche materna tiene propiedades esterilizantes que regeneran la piel.

Para evitar irritación e infecciones es recomendable que mantengas los pezones secos y expuestos al aire durante un tiempo prudencial para que la piel respire.

En la medida que sea posible, puedes tomar sol directamente en los pezones al menos durante 15 minutos al día ( entre las 9 y 10 de la mañana o entre las 5 y 6 de la tarde), para fortalecer la piel y ayudar al proceso de cicatrización de los pezones.

Otra opción para disminuir las molestias en los pezones es usar aceite de coco. La aplicación de éste sobre la piel, sirve para disminuir la irritación. La ingesta de una cuchara al día estimula la producción de leche, a la vez que aporta nutrientes.

Utiliza un sujetador de maternidad sin alambres, ya que éstos están diseñados para que los senos no sufran un roce innecesario que maltrate a los pezones.

Conclusión

La lactancia es una época maravillosa para toda mujer y sin duda, responde a la naturaleza protectora. Para hacerla lo menos complicada posible, busca orientación con otras madres que ya hayan pasado por este proceso. para obtener recomendaciones sobre las técnicas que ayudan a que los pezones sufran lo menos posible.

Es indispensable tener a mano una crema con lanolina o caléndula que son los únicos ingredientes que no afectan al bebé y en lo posible, evitar aquellos productos que contengan alcohol u otras sustancias abrasivas para la delicada piel de los pezones. Y después de todos estos datos con los que te has informado ¡a disfrutar de la lactancia y de tu bebé!

¿Y tu qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *