Tratamiento para la piel rosácea

Uno de los trastornos más incómodos en el rostro es el de la piel rosácea, que se caracteriza por el enrojecimiento, los granos e hinchazones que son difíciles de esconder, afectando así a las relaciones interpersonales y el estilo de vida de la persona.

Los estudiosos en la materia siguen analizando la causa de este padecimiento, pero se considera en grandes rasgos que la dilatación de los vasos sanguíneos en el cutis se relaciona con elementos ambientales o la presencia de una bacteria conocida como helicobacter pylori en el tubo digestivo.

La buena noticia, es que además de la prescripción médica, hay algunas medidas y hábitos que puedes incluir en tu rutina y que sirven como tratamiento para la piel rosácea.

Piel-rosacea-tratamiento

Piel rosácea: cómo combatirla

Controla el clima

Las temperaturas extremas impulsan el desarrollo de la piel rosácea (el calor puede desencadenar el trastorno). Por ello, usa aparatos que ventilen los espacios mientras duermes.También, toma sorbos de agua fría que ayuden a disminuir la temperatura corporal si es que vives en un clima caliente.

En invierno, cuida la hipersensibilidad de la piel del cutis con cremas hidratantes, mientras que todo el año, deberás aplicar protector solar contra los rayos UVA y UVB. La recomendación es seleccionar muy bien productos que no sean oleosos y que estén indicados para este tipo de reacción cutánea.

Atento a lo que comes

Por otra parte, se aconseja como tratamiento para la piel rosácea evitar el consumo de picantes. También, se sugiere probar con diversos tipos de comidas para detectar qué es lo que influye en el desarrollo de los síntomas.

Alimentos con gluten, azúcares, carbohidratos y el alcohol, son algunos de los productos que se recomienda que consumas con precaución.

Limpieza y maquillaje

En muchos casos, la alergia es ocasionada por el uso de jabones que dan lugar a un desbalance en el pH de la dermis y elimina los lípidos que sirven como barrera de la piel.

Así mismo, aprender a quitarse con cuidado el maquillaje es otra de las medidas a tomar como tratamiento para la piel rosácea. Expertos aseguran que eliminar el cosmético con brusquedad puede causar enrojecimiento. Además, debes estar atento a la reacción del cutis a los productos: si sientes dolor o picazón al aplicarlo, es mejor que dejas de usarlo y consultes al dermatólogo.

Disminuir estrés

Hay una relación de este padecimiento con preocupaciones diarias. El desequilibrio hormonal que resulta del estrés, debilita la barrera protectora de la piel y la hace vulnerable ante infecciones producidas por virus, bacterias y hongos.

Una buena idea es dedicar algunos minutos después de despertar para inundar tu mente de pensamientos que te permitan valorar la oportunidad que tienes de iniciar un nuevo día.

Para mantener una actitud positiva (que no solo disminuirá la afección, sino que cambiará el modo en que concibes a la vida), prueba comenzar a practicar alguna actividad física, que además de tener beneficios para tu cuerpo, disminuirá el estrés y te ayudará a sentirte más feliz.

Conclusión

Tal como señala la National Rosacea Society, se considera que los síntomas de la piel rosácea aparezcan en mayor probabilidad en la población mayor a 30 años y de piel blanca, pero la piel sensible puede aparecer de manera imprevista y las características son individuales.

En casos severos (la mayoría en hombres), se enrojece la nariz y se presenta irritación en los ojos, situación tal que si no eres atendido a tiempo, puede dañar la córnea y afectar la visión. Por esto, se recomienda que visites al médico al identificar los síntomas de la piel rosácea.

¿Y tu qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *